Skip to main content

¿Alguna vez has formado parte de un conflicto en una comunidad de vecinos? Cualquier asunto puede llegar a desarrollarse en un conflicto, desde lo más sencillo y simple como escuchar música o ruidos altos por la tarde, hasta asuntos más complicados y graves como por ejemplo, unas obras que terminan afectando a las viviendas contiguas. Es por ello, que en el artículo de hoy, desde AVM Lex Fincas te vamos a explicar qué tipo de conflictos puede llegar a ayudar a resolver el administrador de fincas de vuestra comunidad. 

 

¿Quieres saber más? ¡Ya empezamos!

 

¿Qué es un conflicto vecinal?

Un conflicto vecinal es muy común que ocurra en todas las comunidades de propietarios, y se puede arreglar entre los vecinos. Pero en las situaciones más graves el administrador de fincas  puede llegar a ser una figura clave para poder encontrar una solución entre las partes implicadas, actuando así de mediador de conflictos. 

 

¿Qué conflictos puede ayudar a resolver el administrador de fincas?

A día de hoy, existe una legislación vigente que señala cuáles son los conflictos más comunes entre vecinos, por ello al administrador de fincas le será más fácil proporcionar la ayuda necesaria. 

 

Os explicamos las causas más comunes: 

  • Ruido

 

Es un problema que se encuentra en todas las comunidades de vecinos, ya sea por gritos, por una fiesta con música muy alta, etcétera.. 

 

A veces es suficiente con llamar a la policía, pero lo habitual antes de llegar a ese punto es ponerse en contacto con el Administrador. Esta figura se pondrá en contacto y avisará a las personas causando el ruido y si no hacen caso, se seguirá un protocolo determinado para conseguir una solución al problema. 

  • Morosidad

 

Se trata del problema más difícil de solucionar, en cualquier caso, el administrador tiene la responsabilidad de hacer frente a la morosidad. Se trata de una figura esencial y que tiene que actuar de manera activa para solucionar el problema. 

  • Reformas

 

Realizar obras es otro de los conflictos más comunes que suelen ocurrir. Normalmente tiene una solución sencilla, pero es importante ponerte en contacto con el administrador para que te asesore con total conocimiento de causa. 

 

Eso sí, es importante tener empatía y entender a los vecinos. Es necesario valorar hasta qué punto interesa entrar en un conflicto. El administrador podrá valorar la situación y buscar la solución más adecuada para el problema. 

  • Animales

 

En el caso de que surja un conflicto debido a los animales de compañía o mascotas de un vecino, el administrador de fincas trasladará un mensaje de conciliación a ambas partes, aunque a veces no es fácil. 

 

En el caso de que se trate de un asunto de especies invasoras, de una vivienda con demasiados animales o un mal uso de las instalaciones comunes, el administrador intervendrá y recurrirá a las leyes existentes al respecto. 

 

¿Buscas un administrador de fincas?

 

En AVM Lex Fincas contamos con una extensa experiencia en administración de fincas de todo tipo. ¡Confía en nosotros!